Blog Salud en Casa

Baño adaptado y seguro sin necesidad de obras

La mayor parte de accidentes que ocurren en los hogares suelen ocurrir en el baño. Si en casa hay alguna persona mayor o con problemas de movilidad, puede tener mayor riesgo a posibles caídas. Para evitarlo, es muy importante disponer de un baño adaptado de forma que el usuario se sienta más seguro en el día a día.

Adaptar un baño para personas con movilidad reducida o ancianos no implica necesariamente realizar obras en el hogar. Existen ayudas técnicas para que el usuario gane en autonomía e independencia en sus actividades de la vida diaria de necesidad básica, como ducharse o ir al WC.

El asidero de baño sirve de apoyo a la persona con dificultades en la movilidad o a quien se sienta inseguro ante posibles resbalones. Los hay con ventosa, que se pueden quitar y poner cada vez que se necesite (se usan sobre una superficie lisa, no rugosa), o con tornillos para fijar a la pared de manera fija.

Otra ayuda técnica para el baño es el elevador wc, gracias al cual los pacientes con problemas en las caderas o rodillas podrán usar el inodoro de forma más fácil, adaptando su altura para no tener que hacer esfuerzo al sentarse y levantarse.

La silla ducha es también es una ayuda diseñada para facilitar el momento del baño y minimizar el riesgo ante posibles caídas. Existen sillas o taburetes de distintas medidas y tamaños para cubrir todas las necesidades de los usuarios.

Si quieres saber más acerca de la variedad de artículos que existen para tener un baño adaptado sin realizar obras en casa, no dudes en consultar a tu farmacéutico.

#SaludEnCasa #MejoramosTuVida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>